BAHAI-LIBRARY.NET - Spanish

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Matrimonio

El matrimonio bahá'í es la unión y el afecto cordial entre las dos partes. Deben poner, sin embargo, la mayor atención e informarse cada uno sobre el carácter del otro. Este lazo eterno deberá asegurarse con un convenio firme y la intención deberá ser fomentar la armonía, camaradería y unidad y alcanzar vida eterna.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Él es el Generoso, el Todo Munífico!

¡Alabado sea Dios, el Antiguo, el Siempre Perdurable, el Inmutable, el Eterno! Aquel que ha atestiguado en su propio Ser que verdaderamente Él es Uno, Único, Ilimitado, Exaltado. Somos testigos de que en verdad no hay Dios sino Él, reconociendo su unicidad, confesando su singularidad. Él ha morado siempre en alturas inaccesibles, en las cumbres de su excelsitud, santificado de la mención de cualquiera salvo Él mismo, libre de la descripción de cualquiera excepto Él.

Y cuando Él deseó manifestar gracia y beneficencia a los hombres y poner el mundo en orden, reveló prácticas y creó leyes. Entre ellas estableció la ley del matrimonio, haciendo de ella una fortaleza para el bienestar y la salvación y nos la impuso entre lo que fue enviado desde el cielo de santidad de su Libro Más Sagrado. Dice Él, ¡grande es su gloria!: "Desposaos, oh pueblo, para que de vosotros aparezca aquel que me recuerde entre mis siervos. Este es uno de los mandamientos que os doy; obedecedlo como ayuda para vosotros mismos".

Bahá'u'lláh

 

¡Él es Dios! ¡Oh Señor incomparable! En tu omnipotente sabiduría has ordenado el matrimonio a los pueblos para que las generaciones de los hombres se sucedan unas a otras en este mundo contingente y para que siempre, mientras exista el mundo, se ocupen ante el umbral de tu unicidad en servidumbre y veneración, salutación, adoración y alabanza. "No he creado a los espíritus y a los hombres sino para que me adoren" (2). Por tanto, desposa en el cielo de tu misericordia a estos dos pájaros del nido de tu amor y haz de ellos el medio de atraer gracia perpetua, para que de la unión de estos dos mares de amor surja una ola de ternura que vierta en la playa de la vida perlas de pura y hermosa descendencia. "Él ha soltado los dos mares para que se encuentren. Entre ellos hay una barrera que no sobrepasan. Así pues ¿cuál de los dones de vuestro Señor negaréis? Saca de ambos perlas mayores y menores" (3).

¡Oh Tú, Bondadoso Señor! Haz que este matrimonio produzca corales y perlas. Tú eres verdaderamente el Todopoderoso, el Más Grande, el que siempre perdona.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Gloria sea a Ti, oh mi Dios! Verdaderamente este siervo tuyo y esta sierva tuya se han reunido a la sombra de tu misericordia y están unidos por tu favor y generosidad. ¡Oh Señor! Ayúdales en este mundo tuyo y en tu reino, y destina para ellos todo bien por tu gracia y bondad. ¡Oh Señor! Confírmales en tu servidumbre y ayúdales en tu servicio. Permíteles llegar a ser en tu mundo los signos de tu Nombre y protégelos mediante tus dádivas que son inagotables en este mundo y en el mundo venidero. ¡Oh Señor! Ellos suplican al reino de tu misericordia e invocan al dominio de tu unicidad. Verdaderamente se han desposado en obediencia a tu mandato. Haz que lleguen a ser los signos de armonía y unidad hasta el fin del tiempo.

Verdaderamente Tú eres el Omnipotente, el Omnipresente y el Todopoderoso.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Oh mi Señor, oh mi Señor! Estos dos astros brillantes están desposados en tu amor, juntos en el servicio a tu Sagrado Umbral, unidos en la atención de tu Causa. Haz que este matrimonio sea como un haz de luz de tu abundante gracia, oh mi Señor, el Todo Misericordioso, y como rayos luminosos de tus dádivas, oh Tú, el Benéfico, el Siempre Dador. Que de este árbol crezcan ramas que se vuelvan verdes y florecientes por medio de los dones que descienden de tus nubes de gracia.

En verdad Tú eres el Generoso; en verdad Tú eres el Todopoderoso; en verdad Tú eres el Compasivo, el Todo Misericordioso.

'Abdu'l-Bahá