BAHAI-LIBRARY.NET - Spanish

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Humanidad

¡Mi Dios, a quien venero y adoro! Soy testigo de tu unidad y tu unicidad y reconozco tus dádivas tanto del pasado como del presente. Tú eres el Todo Generoso y las anegantes lluvias de tu Misericordia se han vertido lo mismo sobre los pobres que sobre los ricos, y los esplendores de tu Gracia se han derramado tanto sobre los obedientes como los rebeldes.

Oh Dios de misericordia, ante cuya Puerta se ha inclinado la quintaesencia de la misericordia y alrededor del santuario de cuya Causa ha circundado la cariñosa bondad en su más íntimo espíritu, te suplicamos, rogando tu antigua gracia y anhelando tu presente favor, que tengas piedad de todos los que son las manifestaciones del mundo del ser y que no les niegues la efusión de tu gracia en tus días.

Todos son pobres y necesitados y Tú verdaderamente eres el que todo lo posee, el que todo lo domina, el Omnipotente.

Bahá'u'lláh

 

¡Alabado sea tu Nombre, oh Señor mi Dios! La oscuridad ha caído sobre todos los países y las fuerzas del mal han envuelto a todas las naciones. Sin embargo, por ellas percibo los resplandores de tu sabiduría y vislumbro la brillantez de la luz de tu providencia.

Aquellos que se encuentran separados de Ti como por un velo imaginan que tienen el poder de apagar tu luz, extinguir tu fuego y aquietar los vientos de tu gracia. ¡No! y esto tu poder me lo atestigua. Si cada tribulación no hubiese sido portadora de tu sabiduría y cada prueba el vehículo de tu providencia, nadie se hubiera atrevido a oponérsenos, aunque los poderes de la tierra y del cielo se unieran contra nosotros. Si desentrañara los maravillosos misterios de tu sabiduría puestos al descubierto ante mí, las riendas de tus enemigos serían destrozadas.

¡Glorificado seas entonces, oh mi Dios! Te suplico por tu Nombre Más Grande, que reúnas alrededor de la ley del agrado de tu voluntad a quienes te aman y hagas descender sobre ellos lo que afiance sus corazones.

Potente eres Tú para hacer lo que te place. Tú eres verdaderamente el que ayuda en el peligro, el que subsiste por Sí mismo.

Bahá'u'lláh

 

¡Oh Tú bondadoso Señor! ¡Oh Tú que eres generoso y misericordioso! Somos los siervos de tu umbral y estamos reunidos bajo la sombra protectora de tu divina unidad. El sol de tu misericordia brilla sobre todos y las nubes de tu generosidad derraman su lluvia sobre todos. Tus dádivas abarcan a todos, tu amorosa providencia mantiene a todos, tu protección cubre a todos y las miradas de tu favor iluminan a todos. ¡Oh Señor! Confiérenos tus infinitos dones y haz resplandecer la luz de tu guía. Ilumina los ojos, alegra los corazones con alegría perdurable. Confiere un nuevo espíritu a todas las gentes y dales vida eterna. Abre las puertas del verdadero entendimiento y permite que la luz de la fe brille con resplandor. Reúne a todas las gentes bajo la sombra de tu generosidad y haz que se unan en armonía, para que lleguen a ser los rayos de un solo sol, como las olas de un mismo océano y como el fruto de un solo árbol. Que beban de la misma fuente. Que se refresquen con las mismas brisas. Que obtengan iluminación de la misma fuente de luz. Tú eres el que da, el Misericordioso, el Omnipotente.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Oh Tú, bondadoso Señor! Tú has creado a toda la humanidad de un mismo origen. Tú has decretado que todos pertenezcan a un mismo hogar. En tu sagrada presencia todos ellos son tus siervos y toda la humanidad se cobija bajo tu tabernáculo; todos se han reunido en tu mesa de munificencia; todos están iluminados por la luz de tu providencia.

¡Oh Dios! Tú eres bondadoso con todos, Tú has provisto para todos, das asilo a todos, confieres vida a todos. Tú has dotado a todos y a cada uno con talento y facultades y todos están sumergidos en el océano de tu misericordia.

¡Oh Tú, bondadoso Señor! Une a todos. Haz que las religiones concuerden, haz de las naciones una sola, a fin de que puedan verse unas a otras como una sola familia y a toda la humanidad como un solo hogar. Que se asocien en perfecta armonía.

¡Oh Dios! Levanta el estandarte de unidad de la humanidad.

¡Oh Dios! Establece la Paz Más Grande.

Une Tú, oh Dios, los corazones unos con otros.

¡Oh Tú, Padre bondadoso, Dios! Regocija nuestros corazones con la fragancia de tu amor. Ilumina nuestros ojos con la luz de tu guía. Alegra nuestros oídos con la melodía de tu Palabra y ampáranos a todos en el refugio de tu providencia.

Tú eres el Poderoso y el Fuerte. Tú eres el que perdona y Tú eres el único que tolera las negligencias de la humanidad.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Oh Tú Señor compasivo, Tú que eres generoso y capaz! Somos siervos tuyos al abrigo de tu providencia. Dirige sobre nosotros tu mirada de favor. Da luz a nuestros ojos, percepción a nuestros oídos y comprensión y amor a nuestros corazones. Regocija y alegra nuestras almas mediante tus buenas nuevas. ¡Oh Señor! Indícanos el sendero de tu reino y resucítanos a todos con el aliento del Espíritu Santo. Concédenos vida eterna y confiérenos honor infinito. Une al género humano e ilumina al mundo de la humanidad. Que todos podamos seguir tu sendero, anhelar tu complacencia e inquirir los misterios de tu reino. ¡Oh Dios! únenos y enlaza nuestros corazones con tu lazo indisoluble.

Verdaderamente Tú eres el que da, Tú eres el Bondadoso y Tú eres el Todopoderoso.

'Abdu'l-Bahá