BAHAI-LIBRARY.NET - Spanish

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Centro Mundial Bahá'í

Centro Mundial Bahá'í (Monte Carmelo, Haifa, Israel)

Al igual que otras tres religiones mundiales (el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam), la Fe Bahá'í está ligada a Tierra Santa por lazos de circunstancias históricas. Las casas y otros lugares relacionados con el exilio allí de Bahá'u'lláh y de 'Abdu'l-Bahá han sido amorosamente restaurados por la comunidad bahá'í.

Cada año miles de bahá'ís visitan Haifa y Acre como peregrinos y tienen el privilegio de visitar estos lugares en compañía de otros creyentes de todas partes del mundo. A intervalos de cinco años los representantes elegidos de las comunidades bahá'ís nacionales se reunen en Haifa para elegir los miembros de la Casa Universal de Justicia que administra los asuntos internacionales de la Fe desde su sede en el Monte Carmelo. El personal de la Casa Universal de Justicia está compuesto por voluntarios bahá'ís procedentes de distintos países.

En el ámbito mundial, el órgano supremo de la comunidad bahá'í es la Casa Universal de Justicia, elejida cada cinco años. En su calidad de cabeza del orden administrativo bahá'í, la casa universal de Justicia protege el patrimonio espiritual que le ha sido legado por Bahá'u'lláh.

Bahá'u'lláh también encomendó a la Casa Universal de Justicia la tarea de adaptar la Fe bahá'í a los requisitos de una sociedad en continuo progreso. En esa medida la capacitó para legislar en materias que no están expresamente contenidas en los Textos Sagrados bahá'ís. Además de su responsabilidad en en el crecimiento y desarrollo de la comunidad mundial bahá'í, la Casa Universal de Justicia, siguiendo las exhortaciones de Bahá'u'lláh, debe preocuparse por el bienestar general de la humanidad.

Bahá'u'lláh afirmó que "el bienestar de la humanidad, su paz y su seguridad son inalcanzables, a menos y hasta que su unidad sea firmemente establecida". Un breve bosquejo del Plan Bahá'í para la paz y unidad es descripto por Shoghi Effendi, Guardián de la Fe y bisnieto de Bahá'u'lláh:

La Unidad de la raza humana, vista por Bahá'u'lláh, implica el establecimiento de una mancomunidad mundial en la que todas las naciones, razas, credos y clases estén estrecha y permanentemente unidos; en que la autonomía de sus estados miembros, la libertad personal y la iniciativa de los individuos que la componen estén definitiva y completamente resguardadas. Esta mancomunidad debe, tal como podemos visualizarla, consistir en una legislatura mundial, cuyos miembros en calidad de albaceas de toda la humanidad formularán aquellas leyes que sean requeridas para reglamentar la vida, satisfacer las necesidades y ajustar las relaciones de todas las razas y pueblos. (...) Un tribunal mundial adjudicará y dictaminará su veresdicto obligatorio y final en todas y cualesquiera disputas que surjan entre los varios elementos constituyentes de este sistema universal.(...)

Un idioma universal mundial será inventado o elegido entre los idiomas existentes y enseñado en las escuelas de todas las naciones federadas como un auxiliar del idioma materno.(...) En semejante sociedad mundial, la ciencia y la religión, las dos fuerzas más potentes de la vida humana, se reconciliarán y se desarrollaran armoniosamente.(...) Los recursos económicos del mundo serán organizados, sus fuentes de materias primas serán explotadas y totalmente utilizadas, sus mercados serán coordinados y desarrollados y la distribución de sus productos será equitativamente regulada. Las rivalidades, odios e intrigas nacionales cesarán y la animosidad y prejuicio raciales serán reemplazados por amistad, entendimiento y cooperación racial. Las causas de lucha religiosa serán definitivamente eliminadas, las barreras y restricciones económicas abolidas y la injusta distinción de clases será suprimida.