BAHAI-LIBRARY.NET - Spanish

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Unidad

¡Oh mi Dios, oh mi Dios! Une los corazones de tus siervos y revélales tu gran propósito. Que sigan tus mandamientos y se atengan a tu ley. Ayúdales, oh Dios, en sus esfuerzos y confiéreles fuerza para servirte. ¡Oh Dios! No los abandones a sí mismos, sino guía sus pasos con la luz de tu conocimiento y anima sus corazones con tu amor. Verdaderamente Tú eres su ayuda y su Señor.

Bahá'u'lláh

 

Haz que se reúnan, oh Señor, por medio del poder de tu Convenio y que termine su dispersión por la fuerza de tu promesa.

Unifica sus corazones por el dominio de tu amor. Haz que se amen, para que sacrifiquen sus espíritus, gasten sus bienes y se asocien con amor los unos con los otros.

¡Oh Señor! Haz descender sobre ellos la tranquilidad y la paz. Haz que lluevan sobre ellos en gran abundancia las nubes de tu misericordia.

¡Oh Señor! Permítenos permanecer firmes en tu noble mandato y concédenos tus dádivas mediante tu bondad, tu gracia y tu munificencia.

En verdad Tú eres el Generoso, el Misericordioso, el Benévolo.

'Abdu'l-Bahá

 

¡Oh mi Dios, oh mi Dios! Verdaderamente yo te invoco y suplico ante tu umbral, rogando que todas tus mercedes desciendan sobre estas almas. Elígelas para tu favor y tu verdad.

¡Oh Señor! Une y enlaza los corazones, aúna todas las almas en armonía y regocija los espíritus por medio de los signos de tu santidad y unidad.

¡Oh Señor! Haz radiantes estos rostros mediante la luz de tu unidad.

Fortalece las espaldas de tus siervos en el servicio de tu reino.

¡Oh Señor, poseedor de infinita misericordia! ¡Oh Señor de clemencia y perdón! Absuelve nuestros pecados, perdona nuestras faltas y haz que nos volvamos hacia el reino de tu misericordia, invocando el reino de poder y fuerza, humildes ante tu altar y sumisos ante la gloria de tus evidencias.

¡Oh Señor, Dios! Haznos como las olas del mar, como las flores de un jardín, unidos, armonizados por los dones de tu amor. ¡Oh Señor! Dilata los pechos mediante los signos de tu unidad y haz a toda la humanidad como estrellas brillando desde la misma altura de gloria, como frutos perfectos que crecen en Tu Árbol de vida.

Verdaderamente Tú eres el Todopoderoso, el que subsiste por sí mismo, el Donador, el Perdonador, el Omnisciente, el único Creador.

'Abdu'l-Bahá